Cómo mantener a tus inquilinos felices #infografía

como mantener inquilinos felices

Cómo mantener a tus inquilinos felices #infografía

Te preguntas ¿cómo mantener a tus inquilinos felices? En CityMax-Ant.com te tenemos la respuesta. Sabemos que al tener apartamentos en renta en Antigua Guatemala es importante tener una buena relación entre arrendatario y propietario. Conoce cómo puedes lograrlo con estos consejos. Sigue estas recomendaciones y toma nota.

¿Cómo mantener a tus inquilinos felices?

Un buen propietario que pone su apartamento en alquiler debe ser una persona flexible, dispuesta siempre a conversar y mantener un relación profesional con el inquilino.

Se estima que más de dos tercios de los inquilinos quiere conocer a los propietarios cara a cara desde el momento que visitan el apartamento.

Un buen arrendador

  • Ser fácil de contactar. Ya que si se presenta cualquier problema con el apartamento, el primero al que debe llamar el inquilino es al dueño.
  • Ser amigable y educado. No hay nada mejor que una buena relación con quienes viven arrendados en tu propiedad.
  • No interfiere demasiado. Un buen propietario está presente pero no se inmiscuye en la vida de sus inquilinos.
  • Honestidad. Al momento de rentar los inquilinos quieren que los propietarios sean claros y digan toda la verdad sobre la propiedad.
  • Como propietario no esperes entre un inquilino y otro para hacer reparaciones, si estas son necesarias. Estas pueden llevarse a cabo mientras hay alguien viviendo en el apartamento siempre que se llegue a un acuerdo, los arrendatarios estarán más que contentos si renuevas un baño, por ejemplo.

Para los inquilinos es importante:

  • Que el propietario pueda lidiar con los problemas con rapidez. No digamos que esté inmediatamente, pero que si, por ejemplo, se rompe una tubería, este responda lo antes posible.  Es decir, que el casero responda a los emails o llamadas de los inquilinos el mismo día, no tienes que dar una solución al momento, pero puedes decirles con un mensaje que responderás el problema lo más pronto posible.
  • Los arrendadores prefieren que el propietario les haga consultas sobre cuándo es el mejor momento para hacer una reparación. La idea es que se consulten sus agendas, especialmente si no es algo urgente.
  • Que le dé buen mantenimiento a la propiedad. Nadie quiere vivir en un sitio feo o con problemas, así que el mantenimiento es básico. Un mantenimiento continúo ayuda a ambas partes, el dueño mantendrá su inversión y el inquilino no tendrá problemas con la propiedad.
  • Si el propietario necesita visitar la propiedad debe avisar con suficiente anticipación. Porque aunque es el dueño, los arrendatarios son quienes viven ahí y tienen derecho a su privacidad.
  • Si el propietario contrató un agente de real estate para el proceso de alquiler, debe haber una buena comunicación entre estos. En favor de los inquilinos. Si necesitas un agente no dudes en contactarnos.

¿Cómo debe ser la visita a la propiedad?

Los inquilinos que están en la búsqueda de un apartamento para alquilar en Guatemala seguramente verán más de una propiedad, por lo que como propietario debes llegar a tiempo a la visita. Si indicas una hora y no puedes cumplirla avisa con tiempo.

En promedio un inquilino ve entre 3 y 6 propiedades antes de decidirse por una.

El propietario debe revisar bien la propiedad antes que los inquilinos se muden, así evitarán problemas posteriores.

Lo legal es solicitar un mes como depósito por el alquiler (fianza) y solicitar el mes por adelantado. Cualquier solicitud más allá de esto es mal vista por los inquilinos.

Los arrendatarios quieren que el dueño solo revise cada tres meses la propiedad, no es necesario que vaya todos los meses. Además, les gusta que los traten con respeto, como quisieran ser tratados.

Otros puntos para agradar a los inquilinos

Serás considerado un propietario muy amigable si el día de la mudanza les dejas un regalo de bienvenida a los nuevos inquilinos. No tiene que ser nada demasiado extravagante. Puede ser una botella de vino, una caja de té o una bolsa de café. Este tipo de detalles lo apreciarán en un día tan duro como el de una mudanza.

Dales consejos sobre la casa. Cada hogar es distinto, por eso es recomendado que les des información práctica sobre cómo funciona la propiedad. Por ejemplo, detalles sobre el calentador de agua o dónde están los medidores de agua y de electricidad. Diles dónde se bota la basura. Todo esto ayudará a los ocupantes a comenzar con bien pie en el nuevo apartamento rentado en Antigua Guatemala.

Considera la opción de dejar que los inquilinos tengan mascotas. Sabemos que algunos edificios no lo permiten como normal, pero en otros casos son los propietarios quienes lo impiden. Un alquiler amigable con las mascotas capta la atención de buenos arrendatarios.

Compra buenos muebles y electrodomésticos si alquilarás la propiedad amueblada. No compres la opción más barata, porque eso puede salir caro a la larga. Lo mejor es adquirir buenos productos, que sean confiables y que puedan durar más tiempo. Si haces esto los ocupantes también se sentirán más inclinados a cuidar los buenos muebles.

Ofrece siempre la opción de renovar. Un mes o dos antes que se venza el contrato ofrece esta opción, así evitarás tener que buscar nuevamente inquilinos y todo el trabajo que esto significa. Si estás feliz con el comportamiento de ellos,  lo mejor es que continúe la relación a largo plazo.

10 consejos para ser un buen arrendador

Arrendar tu propiedad es un negocio y debes saber cuidar tu inversión. Sigue estos consejos para lograrlo.

  1. Trata el alquiler como un negocio. Debes tener un sistema establecido para manejar las peticiones de mantenimiento. ¿Qué pasa si estás fuera de casa y hay una emergencia? Ese sistema te ayudará en ese caso. Además, recuerda guardar un 10 % del pago de la renta para las reparaciones.
  2. Busca buenos inquilinos. Asegúrate que los ingresos del arrendatario sean de al menos tres veces el costo de la renta mensual. Si es una pareja, que sea la suma de ambos salarios. Puedes pedir un aval o revisar su historial crediticio. Pide referencias de viejos caseros.
  3. Mantén a tus inquilinos felices. Ya te dimos una lista lista básica de cómo hacerlo. Y es que es mucho mejor tener a un arrendatario feliz que tener que buscar uno nuevo.  Repara lo que sea necesario rápidamente, mantén la propiedad en buen estado, trata a tus inquilinos con respecto y verás que habrá menos problemas.
  4. Haz que un abogado revise el contrato. Como propietario es mejor protegerte con un buen contrato, las cláusulas deben estar apegadas a las legislaciones sobre alquileres.
  5. Agradece el buen comportamiento. Si tienes unos buenos inquilinos dale las gracias por eso, incluso puedes darle algún descuento en los últimos meses de renta.
  6. No discrimines. Sigue las leyes y la constitución. No discrimines a potenciales inquilinos por su raza, religión, color de piel, nacionalidad, sexo, estatus familiar o discapacidad.
  7. Haz inspecciones cuando salgan y lleguen los ocupantes. Debes tener un documento con los daños que haya en la propiedad antes que se hayan mudado los inquilinos. Y luego cuando salgan de la propiedad debes revisarla nuevamente.
  8. Como propietario no debes ser tú el que arregle todos los daños, contrata a alguien que te ayude en estos casos. Especialmente si no es solo pintar, sino que se requiere más experiencia, como en problemas con tuberías.
  9. Documenta todo. Evita los arreglos verbales, lo mejor es tener siempre todo por escrito y firmado por ambas partes. Así protegerás tus intereses y los de tus ocupantes.
  10. Cobra un buen precio. Averigua bien cuál es el mejor precio para la propiedad que estás poniendo en el mercado. Busca en los avisos clasificados, presta atención a la ubicación. También revisa avisos online, como los de Citymax-gt.com para saber el rango de precios de la localidad. Siempre basa el precio de renta en las condiciones del mercado.

Antes que los nuevos inquilinos se muden establece las reglas. Tener todo esto claro antes de la mudanza es tu mejor garantía de un alquiler feliz.

Recomendaciones finales

Los dos puntos principales de todos estos consejos es que debe haber una buena comunicación entre propietario e inquilino. Es importante responder a los problemas de los arrendatarios a tiempo, y que estos últimos respondan cualquier inquietud del dueño. Un buen nivel de comunicación ayuda a que haya más lealtad y mejor las relaciones.

Además, de la comunicación son importantes las buenas intenciones, que ambas partes sean amigables, se ayuden y cooperen es básico. También lo es tener una buena actitud, esto permitirá que haya buena relación entre arrendatario y arrendador.

Como consejo extra te decimos que debes ser justo como propietario, no incrementes la renta sin previo aviso. También puedes permitir que los ocupantes cambien ciertos detalles pequeños en la decoración, no que hagan grandes variaciones, pero sí permite que agreguen algunos detalles y así puedan sentir el apartamento un poco más suyo, incluso déjalos aplicar técnicas como decorar con el feng shui.

Ya sabes cómo mantener a tus inquilinos felices. La idea es que evites problemas con quienes están habitando tu propiedad y tengan la mejor relación posible. ¿Qué otras prácticas sigues para conseguir esto? Escríbenos en los comentarios.

como mantener inquilinos felices infografia

Fuente infografía

No hay comentarios

Publica una respuesta