•  
  • Síguenos:

Compare Inmuebles

Problemas frecuentes entre vecinos

La conducta de algunas personas y las opiniones contrarias son las principales causas de los problemas frecuentes entre vecinos. Si estás buscando casas en alquiler en Antigua Guatemala debes saber que los conflictos en la comunidad son un riesgo latente. Sin embargo, mantener un buen comportamiento te hará evitarlos o resolverlos de manera pacífica.

¿Cuáles son los problemas frecuentes entre vecinos?

Hay situaciones recurrentes que generan conflictos vecinales. Todos tenemos personalidades y costumbres diferentes. Lo que te parece normal a ti, tu vecino lo puede considerar ofensivo. Es inevitable que haya tensión entre personas que viven cerca si no se respetan las normas comunitarias.

Ser un buen vecino significa entender que hay límites que no se deben traspasar. Puedes tener mascota, pero no ensuciar la comunidad con sus desechos. O puedes hacer una fiesta, pero no tener la música a todo volumen hasta la madrugada y menos en días de semana. Solo por nombrar algunos ejemplos de conflictos entre vecinos.

En la siguiente lista encontrarás los problemas comunitarios. Si encuentras algo que hayas hecho es posible que no seas del agrado de quienes viven en casas contiguas.
vecinos ruidosos

Ruidos molestos

Los vecinos ruidosos están entre los principales conflictos en la comunidad. Por lo general se debe a la falta de educación, que termina siendo un disparador de problemas en el sector.

Existen normas de convivencia en una comunidad de vecinos que, escritas o no, deben respetarse. El ruido excesivo no solo es molesto, sino que puede provocar problemas de salud.

Algunos ejemplos que representan este problema es la música a volumen alto, fiestas los días de semana, mascotas ruidosas. También se incluyen reparaciones, trabajos de reformas o mudanzas en horarios de descanso, entre otros.

Dentro de tu casa en alquiler tienes derechos, pero también deberes que no hay que omitir. Y uno de ellos es respetar la tranquilidad de quienes viven a tu alrededor.

No hacer mantenimiento en el exterior de la vivienda

La apariencia exterior de tu casa afecta al resto del sector. Si el frente de la vivienda luce descuidado y sin mantenimiento reduce el valor de los demás inmuebles. Además, es una señal de alerta porque un césped sin cortar puede ocultar animales peligrosos.

Haz mantenimiento con regularidad al frente de la casa y al jardín. Si vas a alquilar por primera vez y no tienes claro quién debe hacerse cargo, convérsalo con el propietario. Este te puede aconsejar cómo cuidarlo.

Los problemas podrían ser más serios que una fachada descuidada. La presencia de árboles de gran tamaño es un riesgo. Las raíces y ramas de estos son capaces de provocar daños a las viviendas contiguas y en las aceras. Esto puede provocar demandas en contra del propietario de la casa.

Mascotas incomodas

Los animales son una gran compañía y en muchos casos hasta terapéuticos. Pero, también hay que enseñarle modales a la mascota. O asumir la responsabilidad de por su comportamiento.

Un perro, por ejemplo, puede ladrar en exceso y originar conflictos entre vecinos de una comunidad. Lo más recomendable es contratar un entrenador para descubrir qué sucede con el animal y corregir el problema.

Otro inconveniente con las mascotas son descuidar la seguridad de los vecinos. Así como dejar desechos en la calle, aceras, áreas comunes o en otras casas.

Morosidad

En una comunidad de propietarios surgen gastos que deben asumir todos los vecinos. Esto es frecuente en edificios y conjuntos de residencias privadas. El retraso en los pagos genera molestias y contratiempos en la colectividad.

Si no se puede asumir un gasto en cierto momento es mejor conversarlo y tratar de llegar a un acuerdo. De esta manera se evitará la incomodidad e incluso un problema legal. Para la comunidad es importante reclamar el pago antes que otros vecinos también dejen de pagar.

Ocupar los espacios de estacionamiento

garage no estacionarHay comunidades que tienen reglas muy claras al respecto. En otras, basta con tener un poco de sentido común para saber que no puedes estacionar el vehículo donde no te corresponde. Hay que respetar el espacio de los demás. Esto será difícil cuando hay más de un carro en la casa o cuando hay visitas.

De cualquier manera, hay que buscar una solución, como alquilar un espacio en un estacionamiento privado. Si hay un área para visitantes, tus invitados deben usarla. Hay que evitar dejar los vehículos frente a casas ajenas y mucho menos delante del garaje. Trancar la calle sin autorización también generará problemas.

Falta de mantenimiento en la casa

Una casa en mal estado es otro de los problemas de la comunidad que generará conflictos con los demás propietarios. Como mencionamos antes, el aspecto descuidado de una casa devalúa el resto.

Hay que asegurarse de hacerle mantenimiento regular a la propiedad y a las áreas que te correspondan, como la acera frente a la casa.

Algunos desperfectos se producen por el paso del tiempo, como el deterioro del techo o de la pintura. Otros pueden ser imprevistos, como la rotura de una tubería, y deben atenderse de inmediato, antes que afecten la casa propia o las vecinas.

Luces exteriores muy intensas

Como medida de seguridad a veces se instalan lucen muy brillantes en el exterior de la casa. De esta manera pensamos que podemos ver cualquier cosa que pase fuera o detectar la presencia de algún intruso.

Sin embargo, hacer esto puede ser contraproducente. De hecho hay estudios que indican que las luces de seguridad pueden incrementar la actividad criminal. Y, además, se convierten en una molestia para los vecinos.

Las luces muy brillantes pueden provocar puntos ciegos al encandilar a las personas, o colarse al interior de las casas.

¿Cuál es la menor manera de solucionar los problemas comunitarios?

La comunicación es la vía para resolver los principales problemas de la comunidad. En ocasiones será necesaria la participación de un intermediario o un poder público para llegar a un acuerdo a través de la mediación comunitaria.

El primer paso para encontrar una solución es hablarlo con la persona que provoca el problema. Enviando una comunicación personal y, si no hay respuesta, discutir en comunidad una posible solución o acudir al organismo correspondiente.

De esta manera será posible resolver los problemas frecuentes entre vecinos. ¿Has tenido este tipo de inconvenientes? Cuéntanos que otras actitudes consideras molestas en tu comunidad. Si estás buscando una nueva casa en renta, contacta a nuestros agentes.
Problemas frecuentes entre vecinos #infografía
Fuente infografía


img

cityMax IT

    Publicaciones relacionadas:

    Consejos para decorar alrededor de la TV

    Los televisores son mucho más pequeños y aparatosos de lo que solían serlo, pero igual puede...

    Continuar leyendo

    Pros y contras de los inquilinos con mascotas

    Antes de incluso colocar el aviso de casas en alquiler en Antigua Guatemala en www.citymax-gt.com...

    Continuar leyendo

    Cómo mejora tu calidad de vida en un departamento

    ¿Aún no estás convencido de cerrar el negocio por ese departamento en venta en Ciudad de...

    Continuar leyendo

    Unirse a la discusión