Normas de convivencia: ¿Cómo ser un buen vecino?

normas-de-convivencia-como-ser-un-buen-vecino

Normas de convivencia: ¿Cómo ser un buen vecino?

¿Te preocupa saber cómo ser un buen vecino? Estás decidido a buscar apartamentos en venta en Antigua Guatemala pero no sabes cómo relacionarte con la comunidad. CityMax Real Estate trae para ti algunos consejos básicos y las normas que todos deberían seguir para evitar problemas.

¿Por qué es importante tener una buena relación con los vecinos?

Cuando compras o alquilas una vivienda debes estas al tanto que no solo adquieres una propiedad, también tienes una responsabilidad con la comunidad que te rodea. Con ella adquieres nuevos vecinos.

En estas circunstancias, una de las primeras acciones que debes hacer en tu comunidad es relacionarte con el resto de las personas. Ellas formarán parte importante de tu vida de ahora en adelante, aún cuando el trato no sea diario. Serán quienes estarán más cerca en caso de algún problema, con quienes convivirán tu familia y tus hijos. Muchas veces compartirás más con ellos que con otros parientes.

Apoyo y respeto mutuo deben ser las bases de la relación entre vecinos. Las normas de convivencia son necesarias para estar a gusto en el hogar. Hay que mantenerse cerca del otro y tener una relación cordial, sin que esto signifique quebrantar su privacidad.

Es importante conocer a los vecinos porque estos se convierten en una red de apoyo dentro y fuera de la comunidad. Si tienes hijos, lo más probable es que compartan con otros niños o jóvenes de la misma zona residencial. Si viajas, son ellos quienes alertarán sobre alguna situación irregular en casa.

La relación con los vecinos comienza de alguna manera antes de hacer negocio por una propiedad. Ellos son fuente de información sobre el vecindario: seguridad, servicios básicos, tráfico, etc.

Si eres nuevo en una comunidad, deberías preocuparte por conocer a quienes vivirán a tu alrededor de ahora en adelante. Si ya eres residente y alguien se muda cerca de tu casa, preséntate y ofrece tu ayuda. Ambas partes deben tener la disposición de iniciar una relación cordial.

Al comprar un apartamento residencial preocúpate por conocer a quienes viven alrededor, a qué se dedican. Incluso si tienen algún interés común que puedan compartir más adelante.

¿Cómo ser un buen vecino?

Conocer a los miembros de la comunidad no solo ayuda a crear nuevas relaciones, sino que contribuye con la seguridad de todos. Por eso hay que acercarse a ellos. Del trato mutuo surgirán ideas, se organizarán grupos para resolver temas del vecindario, etc. Aunque no participes de manera activa, es recomendable ponerse a disposición del grupo para ayudar cómo puedas.

Tener la disposición de participar y buscar mejoras para la comunidad es una de las principales características de un buen vecino.

Si aún no conoces a nadie de la comunidad, toma la iniciativa de presentarte. Acércate hasta las casas más próximas y hazles saber que acabas de mudarte. También puedes aprovechar alguna reunión de vecinos para que todos los asistentes te conozcan.

Respeta las normas de comportamiento con los vecinos. Hay complejos residenciales que establecen sus propias reglas de convivencia. Es necesario conocerlas y cumplir con ellas para evitar molestias y malos entendidos.

Hay que intentar ser siempre educados, aun cuando haya personas que no sean de nuestro agrado. Además, tienes que cumplir las reglas que están allí para que la relación entre todos sea mejor. Si tienes alguna recomendación respecto a las normas hazlas saber de manera cordial, pero cumple con lo establecido hasta que haya un cambio al respecto.

Ten claro que no siempre todos van a estar de acuerdo con medidas que se tomen. Pero hay que respetar la decisión de la mayoría. Hay que intentar convivir sin romper la armonía de la comunidad. En ocasiones será necesario tomar acciones drásticas

Normas de convivencia básicas

  • Respeta las áreas comunes como jardines, piscinas, estacionamientos, escaleras, etc. Mantén siempre limpias las zonas que le correspondan. No estaciones el automóvil en lugares que no te correspondan ni bloquees el acceso de los vecinos hasta sus parqueo.
  • Enseña a tus hijos también a respetar las zonas de juego y jardines, así como las propiedades de los demás.
  • Si tienes mascotas y las sacas a pasear por la comunidad, asegúrate de recoger sus necesidades. Llévalas con correa para evitar que dañen los jardines o importunen a algún vecino durante el paseo.
  • Cuando tengas alguna celebración en su casa recuerde que no vives aislado. Evita ruidos molestos, sobre todo en altas horas de la noche. Si es necesario avisa con anticipación sobre la actividad para que el resto de la comunidad esté al tanto.
  • Aun cuando no se trata de una celebración, hay ruidos que pueden provocar inconvenientes, en especial si vives en un apartamento. El volumen del televisor muy alto, instrumentos musicales, reparaciones y otros. Ten cuidado de no provocar molestias en tus vecinos.
  • Toma la iniciativa de organizar eventos y participar en las juntas. Esto ayudará a que te conozcan y a relacionarte con los vecinos.
  • Ofrece ayuda a las personas que lo necesiten.
  • Cumple con las cuotas de pago que haya en la comunidad. Por lo general estas son para servicios de vigilancia y mantenimiento. Si alguno de los miembros falla, no se podrá cumplir con estos servicios.
  • Cuida la estética tanto de tu casa como de la copropiedad. Haz mantenimiento a la fachada y al jardín de tu vivienda. Manténlos libres de objetos que estén sin uso.
  • Cuando vayas a hacer alguna reforma o trabajos de bricolaje que generen ruidos, avisa con anticipación a los vecinos. Así estarán prevenidos y no les tomará por sorpresa. Lo mismo en casos de mudanzas, donde habrá mucho movimiento dentro y fuera de la propiedad.
  • En casos en los que haya algún desacuerdo, intente mediar y buscar soluciones. Sea conciliador en lugar de tratar de imponerse o parcializarse.

Características de un mal vecino

Ninguna comunidad es perfecta y es común toparse con algún vecino que incumpla las normas, que está inconforme, acumula deudas, hace mucho ruido, etc. El resto de los habitantes debe aprender a lidiar con estas situaciones e intentar buscar una solución entre todos.

Desde el punto de vista de la psicología social hay quienes defienden la presencia de ese “mal vecino”. Porque promueve la interacción con los demás, genera alianzas y ayuda a fortalecer y discutir sobre los valores mutuos.

Sin embargo, lo cierto es que este tipo de vecinos molestos pueden llegar a convertirse en un gran problema. En ocasiones ni siquiera se dan cuenta que están alterando a la comunidad. Por eso es importante hacerles saber qué está haciendo mal o qué conducta debe corregir.

El primer paso para solucionar cualquier problema es hablar. Hacerlo de manera educada y ofrécete si es posible a buscar una alternativa. Si la persona en cuestión no estaba consciente de lo que sucedía intentará cambiar. En cambio, si persiste la misma actitud o empeora serán necesarias medidas más drásticas.

Es importante conocer los derechos y deberes de los miembros de la comunidad, así como las leyes que rigen la convivencia. Es posible que haya que recurrir a ellas para encontrar una solución.

¿Cómo identificar un mal vecino?

Estos son algunos rasgos que tienen en común estas personas:

  • Actúan indiferentes ante los problemas de la comunidad. No aportan ningún tipo de solución ni ofrecen ayuda cuando se requiere. Prefieren permanecer “aislados” del resto de los vecinos.
  • No aceptan e incumplen las normas de convivencia y acuerdos que se logren en la comunidad.
  • Actúan con egoísmo, sin importarles las necesidades de los demás.
  • Irrespetan la intimidad de los vecinos con acciones como revisar el correo privado o hablar de ellos en su ausencia. Asimismo, no respetan los espacios privados como jardines o puestos de estacionamiento.
  • Se molestan ante cualquier reclamo que se les haga.

¿Cómo solucionar problemas con malos vecinos?

En primer lugar, hay que intentar comunicarse con la persona, enfrentarla de manera amable para hacerle saber cuál es el problema. Como decíamos antes, es posible que no se haya dado cuenta que su comportamiento molesta a los demás. No hay que dar por sentado que lo sabe.

Cuando tienes una lista de problemas que debe solucionar, es mejor escoger cuáles son los más graves y comenzar por solucionar estos. La otra persona puede sentirse atacada si le pides cambiar muchas cosas. Tampoco exijas que todo se haga a tu manera, más bien ofrece buscar una solución que satisfaga a todos por igual.

Algunas opciones para solucionar problemas

Intenta conocer mejor a tus vecinos, participa en la comunidad y da el ejemplo. No hagas cosas que podrían molestar a otras personas antes de exigirle a alguien más respeto por las normas.

En caso de que la situación se torne muy molesta habla con el resto de la comunidad. Busca el apoyo de otros que también sufran las consecuencias del comportamiento de algún vecino. Si es un inquilino, recurre al dueño de la propiedad para que tome medidas si la persona se niega a cambiar de actitud.

Cuando los vecinos se nieguen a resolver el problema o sean hostiles, es el momento de tomar medidas drásticas. Intenta obtener pruebas de que la persona está violando las normas de la comunidad o contratos de arrendamiento. Por ejemplo, fotos o vídeos de daños a la propiedad privada. La tecnología será de gran apoyo, aplicaciones como Sonómetro ayudan a medir la intensidad del sonido cuando el problema es el ruido.

Conocer las leyes es esencial en estos casos, ya que te permitirá llevar la situación hacia una mediación o a tribunales si es necesario. Antes de hacerlo, infórmale al resto de los vecinos lo que pretendes hacer y consulta las opciones con un abogado.

Estas medidas son capaces de dañar aún más las relaciones, así que solo aplícalas cuando sea la última salida.

Ahora coméntanos, ¿estás de acuerdo con estas normas para ser un buen vecino? Recomendarías alguna otra. Recuerda aplicarlas en tu vecindario o cuando compres una propiedad. Si estás buscando una nueva casa o apartamento, contáctanos y con gusto te atenderemos.

No hay comentarios

Publica una respuesta