Reformas para aumentar el valor de la vivienda

reformas-para-aumentar-el-valor-de-la-vivienda

Reformas para aumentar el valor de la vivienda

Cuando piensas en vender una propiedad te preguntas cuáles reformas para aumentar el valor de la vivienda llevar a cabo. Incluso cuestionas si te conviene o no hacer algún cambio en los apartamentos en venta en Antigua Guatemala. ¿Cómo podrías beneficiarte al hacer alguna mejora? ¿Todos los cambios tienen el mismo valor?, aprende más sobre el tema en este artículo.

¿Conviene reformar antes de vender?

Supongamos que es la primera vez que te planteas vender una casa o apartamento. Quizás tienes claro qué aspectos debe tener en cuenta cuando va a comprar, pero estar del otro lado es distinto. Quieres que la venta sea rápida y al mejor precio.

Al menos que estés en el negocio de reventas de propiedades, tienes poca disposición a esperar que los precios en el mercado suban. De manera que buscas la manera de aumentar el valor de venta de otra manera.

Es allí cuando te planteas la necesidad de hacer una reforma. Pero, ¿es rentable hacerlo? ¿Cómo te beneficiarás como vendedor?

Si hay quienes se dedican a comprar viviendas para reformarlas y, luego venderlas, quiere decir que es rentable. Puedes aplicar esta misma estrategia para que tu propiedad salga más rápido al mercado y te genere mayores beneficios.

La clave está en hacer reformas cuyo valor sea menor a la ganancia que obtendrás de ellas en la venta de la casa o apartamento. Antes de iniciar cualquier proyecto plantéate un presupuesto e inviértelo en mejoras que te garanticen un retorno de la inversión alto.

El costo de las reformas dependerá del tamaño del espacio, la antigüedad y el estado en que se encuentre. Los propietarios prefieren asumir cambios superficiales como la decoración o arreglos simples, dejando proyectos de mayor envergadura al comprador. Esta decisión puede traer dos consecuencias: sacrificar ganancias al tener que bajar el precio y la venta podría tomar más tiempo del esperado.

Asumir reformas mayores, sin embargo, también puede afectar el tiempo de venta mientras concluyen las obras. Debes buscar ponerte en el lugar del comprador. Pregúntate si comprarías una casa en el estado que se encuentra la tuya y qué mejoras esperarías. Ofréceles a los interesados una primera imagen atractiva para que comiencen a negociar contigo.

¿Qué aspectos influyen en el valor de la propiedad?

Son muchos los factores que intervienen al calcular el precio de la casa. La guía inmobiliaria de El Mundo destaca la zona dónde se encuentra la propiedad antes que las reformas. Esto se debe a que el comprador puede tener interés previo en una zona en particular. También a los servicios e infraestructura en el área.

Un inmueble ubicado en una zona periférica con servicios limitados no valdrá lo mismo que uno en el centro de la ciudad. Pero si este se encuentra en un edificio antiguo, es muy pequeño o se ve afectado por el ruido exterior, su precio también se verá afectado.

Tras la ubicación, entran en juego las reformas. Si la casa o apartamento no atrae lo suficiente al comprador, este perderá su interés. Así que hay que procurar darle una buena imagen para lanzarla al mercado.

¿Qué debes tomar en cuenta antes de reformar tu casa?

Antes de hacer una reforma en tu vivienda debes analizar dónde se encuentra y a qué mercado está dirigido. No es lo mismo un apartamento de dos habitaciones que una casa con cuatro dormitorios. El primero puede atraer a un profesional soltero, mientras que el segundo a una pareja con hijos.

Piensa en eso al plantearte las modificaciones. Puedes ampliar el espacio derribando alguna pared o añadir otro baño si te conviene. O también puedes hacer cambios en la cocina para separarla o integrarla al resto del espacio. Quizás lo que te conviene más para vender una casa rápido es mejorar el aspecto de las paredes con pintura nueva.

De acuerdo a la ubicación también te convendrá o no hacer ciertas modificaciones. El inmueble puede resultar muy atractivo, pero dependerá del poder de compra de los interesados cerrar el negocio o no. Investiga el precio de otras viviendas a la venta en la misma área para hacer que la tuya sea competitiva.

Si aún no has decidido cuáles reformas harás, pide a algunos conocidos que te visiten y sugieran los cambios. Es una buena manera de conseguir una segunda opinión y ver esos detalles que quizás tú has pasado por alto.

Hay reformas más valoradas que otras. Por ejemplo, el baño y la cocina son dos de las áreas en las que los compradores se fijan al entrar a una casa. No es necesario hacer una inversión muy grande en ellos. Cambiar el espejo, renovar las puertas de los gabinetes y la pintura de las paredes puede hacer grandes cambios. Y sobre todo, mantén todo limpio para ofrecer una buena imagen.

Tipos de reformas

Tipos de reformas a viviendas

Bien sea que quieras reparar, remodelar, decorar o rehabilitar la casa, la magnitud del proyecto puede ser mayor o menor. Ten presente que una reforma puede aumentar el valor de la casa, pero no todas lo harán. Algunos cambios te permitirán vender más rápido.

Las reformas simples son aquellas que buscan mejorar la apariencia con pocos cambios. Por ejemplo, pintar las paredes o pulir los pisos. También entran en esta clasificación renovar algunos muebles, puertas y ventanas.

Las reformas en profundidad son las que requieren de trabajos de obra significativos. Son mucho más costosos y en ocasiones implica trámites burocráticos. En contraparte aumentan en gran medida el precio de la vivienda. Entre ellos podemos mencionar agregar un baño o una habitación nueva, construir armarios empotrados, etc.

Por último, tenemos la rehabilitación. Este tipo de reforma implica trabajos mucho más profundos. Puede incluir el cambio de tuberías, instalaciones eléctricas, techos, etc. Tiene gran impacto en el precio. De hecho, puede hacer que su valor ascienda al de una casa nueva.

Reformas para aumentar el valor de la vivienda

A continuación, te daremos algunas ideas de proyectos que puedes aplicar para aumentar el precio con una reforma.

Mejora el estado de los suelos

Restaura y limpia el piso de tu casa. Cuando el posible comprador vaya a ver la propiedad no hay forma de ocultar los defectos que tenga. La impresión que se llevará es que tendrá que invertir más dinero y tiempo en hacer estos arreglos. Si la casa es muy antigua, actualiza el piso. Hay muchas opciones en el mercado, como las tarimas de madera o el vinilo. Ambas son económicas y que no requieren mucho trabajo.

Si decides dejar el piso actual, aplícale algún tratamiento para pulirlo y que quede como nuevo. Limpia bien las juntas que suelen ensuciarse muy rápido.

Renueva la pintura

Pintar las paredes renovará la imagen de la casa o apartamento de inmediato. Un trabajo de pintura adecuado hará que los espacios se vean más amplios y luminosos. Escoge colores claros y neutros para que los interesados se imaginen la decoración a su gusto.

Tampoco se trata solo de pintar. El trabajo incluye hacer las reparaciones que necesiten las paredes, como tapar los huecos que hayan quedado al colgar pinturas o estantes.

Renueva estantes y muebles

Si vas a vender un apartamento amueblado asegúrate que los muebles estén en buen estado. Hay reparaciones económicas y que puedes hacer tu mismo. Estos harán que el inmueble sea más atractivo para el comprador.

Lija y pinta los muebles estantes de madera. Presta especial atención a los de la cocina y los baños para dar una imagen renovada a estos espacios.

Remodela espacios

Invierte en aquellos lugares que le interesan más a la mayoría de la gente. Baños, cocina, la y la entrada de la casa pueden ser lo que enganchen a la persona interesada. Actualiza los electrodomésticos, cambia los grifos y las encimeras. Reemplaza todo lo que esté deteriorado.

Repara los detalles, incluso los que no sean evidentes

Si en el techo o las paredes hay alguna filtración no la podrás ocultar de la vista del comprador. Atiende este tipo de detalles antes de poner la casa a la venta. También hay problemas ocultos en las casas que le restará valor, haz una inspección antes que la solicite el comprador y así podrás atender el problema a tiempo.

Revisa la iluminación

Una casa bien iluminada es más atractiva para los compradores. Añade puntos de luz si es necesario. Te puedes apoyar en los colores de las paredes para crear espacios más iluminados.

Para hacer que la casa sea más amigable con el ambiente –lo cual también aumentará su valor-, instala sistemas con sensores de movimiento para que las luces enciendan y apaguen por sí mismas.

Crea espacios de almacenamiento

Otra característica muy valorada en las viviendas es el espacio de almacenamiento. Sobre todo, si se trata de casas o apartamentos pequeños. Aprovecha cada centímetro que puedas. Por ejemplo, estantes bajo las escaleras o en los rincones que harán el espacio más eficiente.

Los muebles multiuso también son de gran ayuda porque permiten ordenar cosas que no se usen todo el tiempo.

Este tipo de proyectos aumentarán la plusvalía de una casa. No dudes en hacer reformas para aumentar el valor de la vivienda. Si quieres que tu inmueble se venda más rápido contáctanos y nosotros te ayudaremos.

No hay comentarios

Publica una respuesta